En 1956 se funda el primer club de la capital de España, su nombre Centro de Investigaciones y Actividades Subacuáticas de Madrid (C.I.A.S.). Fue el origen de varios clubes con el mismo nombre repartidos por toda la geografía nacional. En sus logotipos siempre se mantuvo el icono del caballito de mar.

Primer logotipo del club CIAS

El 2 de mayo de 1956 se fundó el Club Náutico C.A.S. de Ceuta, el primer club de Actividades Subacuáticas de la Ciudad Autónoma. Durante muchos años el club fue uno de los más activos a nivel nacional, participando en Campeonatos de Pesca Submarina, Orientación y Natación con Aletas. Años después el Club obtendría la distinción de Real Club Náutico C.A.S. de Ceuta, siendo una de las dos entidades de Actividades Subacuáticas que ostenta dicha distinción junto con la Real Sociedad de San Sebastián.

Logotipo del Real Club Náutico C.A.S.

El 11 y 12 de agosto de 1956 se celebró en aguas de Palamós (Girona) el Campeonato de España de Pesca Submarina, entonces denominado «Trofeo Nacional de Pesca Submarina-Campeonato Inter-regional por equipos». Después de años sin campeonatos oficiales, este se tomó a partir de esa fecha como el primer Campeonato de España oficial. El ganador fue el mallorquín Bartolomé Piquer.
A este campeonato asistieron equipos de 3 regiones, Cataluña, Baleares y Alicante, quedando clasificados en los primeros puestos por equipos tres equipos de Baleares.

Cartel del 1er Cpto. de España de Pesca Submarina (Colección J. Vázquez)

Tras el Campeonato de España de Pesca Submarina, se organiza en la isla de Córcega el 3er Campeonato de Europa. Nuevamente España obtiene un excelente éxito, quedando primera por naciones y obteniendo el primer puesto también en el plano individual con el mallorquín Antonio Mairata. En esta ocasión el equipo nacional estuvo formado por los mallorquines Bonet, Martí, Homar, Mairata, Piquer y Muntaner, y por los catalanes Carlos Pérez y Juan Dalmau.

Antonio Mairata, Campeón de Europa de Pesca Submarina en 1956
(Foto: archivo Juan Ballester)

El 24 de agosto de 1956 se celebra en Santander el 1er Congreso de Centros de Submarinismo de España organizado por el club C.I.S. de Santander. A este acudieron representantes del CRIS de Barcelona, APSAS de San Sebastián (entonces CESSS), CIAS de Madrid, CIAS de Vigo y del propio CIS.
Entre otros temas debatidos cabe destacar los siguientes:
– La nueva normativa de marina referente a los escafandristas.
– La creación de una titulación oficial unificada.
– La propuesta del CESSS de San Sebastián de crear una Federación Nacional de Pesca Submarina independiente de la de Pesca Deportiva, así como un Centro Oficial del Estado donde estén representadas las entidades de escafandristas a nivel nacional.
– Se pone también de manifiesto como en el Sector Naval de Cataluña, buceadores franceses hacen auténticos actos de rapiña en el patrimonio arqueológico sumergido.

Fuente: Acta de reunión de la Junta General del club CESS-APSAS de San Sebastián del 12/01/1957


El 13 de octubre de 1956, Roberto Díaz y Eduardo Admetlla descienden a -86 metros de profundidad en aguas de Cartagena, marcando un récord nacional hasta esa fecha que ostentaba Joan Gimbernat con -68 metros. Años más tarde, Eduardo Admetlla en su obra La Llamada de las Profundidades relataría con todo lujo de detalles dicha proeza.

Fuente: Guía Submarina de la Costa Brava, Antonio Ribera (1956), La llamada de las profundidades, Eduard Admetlla (1957)

Roberto Díaz y Eduard Admetlla mostrando la tablilla de los -86m

En octubre de 1956 se publica la «Guía Submarina de la Costa Brava« de Antonio Ribera, primera guía de buceo en nuestro país en la que se detallaban una gran cantidad de inmersiones, desde el pecio del Ciudad de Barcelona en Malgrat de Mar, a las puerta de la Costa Brava, hasta Portbou, justo en la frontera con Francia. Este libro contaba con un prefacio de Josep Pla y a día de hoy muchas de las inmersiones que en él se relatan pueden identificarse perfectamente con las detalladas descripciones que Antonio Ribera y otros colaboradores buceadores y pescadores describen. Además, la obra incluye anécdotas de los primeros años del deporte subacuático dentro y fuera de nuestras fronteras.

Portada «Guia Submarina de la Costa Brava«