El 10 de marzo de 1969 la Federación Española de Actividades Subacuáticas y la Federación Española de Natación tras meses de disputa por las pruebas de natación con aletas llegan a un acuerdo en el que los deportistas con licencia federativa de natación menores de 23 años no podrán participar en pruebas de natación con aletas. El resto de deportistas con edades mayores no tendrían ningún problema.

Archivo documental FEDAS