El próximo fin de semana, del 24 al 26 de septiembre, se llevará a cabo la «Open Central European Cup” en la ciudad austriaca de Salzburgo. Este torneo reúne de manera abierta a las diferentes selecciones de rugby subacuático de la parte sur y central del continente europeo. Este año, en su segunda edición, y la primera post-covid, se han apuntado cinco selecciones en el cuadro masculino y tres en el cuadro femenino.

SELECCIONES CATEGORÍA MASCULINA

  • Alemania
  • República Checa
  • Hungría
  • Austria
  • España

SELECCIONES CATEGORÍA FEMENINA

  • Alemania
  • Austria
  • España

Este torneo se ha instaurado en el calendario internacional como un encuentro importante para la planificación de las selecciones. Igual que otros muchos torneos, el año pasado no se pudo celebrar por la pandemia, pero este año vuelve y será la primera de las paradas para comenzar la temporada. Una temporada que terminará en el Europeo del próximo 2022 en Stavanger, Noruega.

«Con el objetivo de continuar la preparación para el próximo Europeo de Noruega en junio 2022, viajaremos el próximo fin de semana a Salzburgo para el Primer encuentro de selecciones después de más de 2 años del último partido de selecciones contra Austria en el mundial”

Kamilo Reyes Agudelo. Seleccionador masculino.
Instalaciones Salzburgo
Instalaciones de la competición.

La Open Central European Cup es un torneo que entra en la categoría de campeonatos de élite. Junto a los llamamientos internacionales y a la Champions Cup, es un torneo que se desarrolla en varios días. Para ser exactos en este caso, tres días seguidos. Además, la duración de los partidos es de dos partes de 15 minutos a tiempo parado, lo que conlleva al final un partido de alrededor de una hora.

El interés por participar en esta competición es alto, al igual que el nivel de competición que otorga la participación de las otras selecciones. El caso de Austria, por ejemplo, que es un rival directo tanto para el cuadro masculino como femenino de los españoles. 

Selecciones de la Edición de 2019

“Han sido varios los stages en los que hemos podido practicar un nuevo sistema de juego en el equipo femenino desde que entré como entrenadora nacional. En Salzburgo tendremos la primera oportunidad en la que se podrá hacer efectivo en un torneo internacional. Aprovecharemos también la ocasión para probar y adaptar este y otros sistemas e intentar formar una base competitiva para el europeo del año que viene”.

Carina Techer. Seleccionadora Femenina.

Para algunos de los y las participantes que ostentan la bandera nacional, es un torneo conocido, para otros, es un nuevo reto, no sólo a nivel deportivo sino también a nivel de equipo.

“Aunque vamos con un equipo reducido, el objetivo es reengancharnos a la alta competición y dar fogueo a nivel elite a dos nuevos miembros del equipo, un sub 25 (Saúl) y otro sub 21 (Eviam) que están en fase de desarrollo pero tienen un gran potencial para convertirse en piezas claves para el equipo de cara al mundial de Canadá en 2023”.

Kamilo Reyes Agudelo. Seleccionador Masculino.

El próximo fin de semana será un espacio ideal para los seleccionadores, capitanes y las nuevas incorporaciones. Es el caso del cuadro masculino, uno de los deportistas que se estrena es Eviam Albuja, un jugador que ha adquirido una gran experiencia en las actividades subacuáticas desde la disciplina hermana, el Hockey Subacuático. Eviam tiene un objetivo claro, y es “darlo todo bajo el agua”, además quiere “ver cómo es este nuevo deporte, […] ver qué nivel hay en un Europeo, aprender estrategias de lo que vea en los partidos” y especialmente “conocer a gente”.

Eviam Albuja, en el centro de la imagen, junto a su equipo de ISB Seitons UWH

En el caso femenino, una de las deportistas que se estrena a nivel nacional es Cristina Elarre, jugadora del equipo de Leones, en Pamplona. Para Cristina, una jugadora con dos años de experiencia, esta competición le hace estar «muy expectante […], es mi primer torneo  europeo y jugaré contra las mejores…me impresiona mucho a la vez que me ilusiona el haber sido seleccionada para poder disfrutar y aprender en esta gran oportunidad«. El objetivo principal para Cristina es, a parte de «volver con vida» (comenta entre risas) «aprender lo máximo tanto de otros equipos como aprender a jugar con mis compañeras, ya que al vivir en localidades diferentes y no disponer de una piscina profunda en mi ciudad, no podemos entrenar juntas«.

Cristina Elarre, a la derecha, en la BCN Cup de este año 2021.

Las expectativas depositadas en este torneo son elevadas. España ha evolucionado mucho, en las últimas competiciones internacionales, como por ejemplo el pasado Mundial celebrado también en una ciudad austriaca en 2019, en Graz. Ambas selecciones dieron un nivel de juego que sorprendieron a los equipos que tenían delante. Esta evolución es fruto de las dinámicas internas y de las mentalidades individuales y conjuntas. Y eso lo saben ambos capitanes. 

Maxi Diaz, veterano en su rol de capitán, comenta que la selección masculina “viaja con un equipo muy equilibrado, con jugadores experimentados y otros más nuevos y de gran potencial”. Por otro lado, continúa, “contamos por primera vez con un entrenador no jugador que podrá dedicarse en exclusiva a manejar las estrategias para cada partido”. Y no pierde el espíritu competitivo, desde el cual proclama: “saldremos, como siempre hemos hecho, a dar el 100%”.

Para la selección femenina la competición en Salzburg será una prueba para las nuevas mecánicas internas. Además de ser el primer reto para Carina Techer como seleccionadora, el equipo femenino cuenta con un buen porcentaje de nuevas jugadoras y una nueva capitana. Iris Balcázar, jugadora del Club Barcelona Rugby Subaquàtic toma las riendas como capitana de la selección femenina. Para ella, este nuevo reto, “me motiva, me da fuego para implicarme más con el equipo”. También para Iris, volver a competir con las otras chicas del cuadro nacional le hace especial ilusión, ya que son pocas las oportunidades que se tienen para compartir tiempo juntas y con las nuevas incorporaciones “quiero hacer lo posible para que se sientan integradas y motivadas”.

“Me hace mucha ilusión competir con la selección. Son pocas las oportunidades que se tienen para competir juntas y esta es una de ellas. Este año se echarán de menos algunas que no han podido participar, pero eso da cabida a las más nuevas, las cuales tendrán una gran oportunidad de aprender, compartir y desarrollar nuevas aptitudes en esta disciplina. Todas podemos hacerlo muy bien y aportar muchísimo al equipo”.

Iris Balcázar. Capitana de la Selección Femenina.

En definitiva, esta copa comporta unos retos deportivos, personales y de equipo que se salen del campo de juego y que se proyectan en el futuro. Se convierte en un punto de partida para los seleccionadores, jugadores y capitanes. El calendario que se avecina es muy completo y continuo, ya que la pandemia hizo posponer el Europeo de Stavanger este año, por lo que quedan seguidas las competiciones CMAS oficiales: El Europeo en Stavanger 2022 y el Mundial en Canadá 2023.

«Esperamos encontrarnos con un torneo de alto nivel y aunque el objetivo de alcanzar la final resulte muy ambicioso, pretendemos afianzar la posición obtenida en el mundial y poner en práctica el planteamiento estratégico que hemos intentado implementar desde que tomé el cargo de la selección. Con el objetivo de interiorizarlo de cara a las grandes competiciones que tenemos en el avenir”. 

Kamilo Reyes Agudelo. Seleccionador Masculino.